Cargando...

¿Qué es Dolce Inferno?

+/-

Dolce Inferno es una novela de fantasía paranormal que estoy escribiendo y voy publicando los borradores en este blog para que los leáis. Va a ser una saga y lo que podéis encontrar de momento es la primera parte: Polvo de Estrellas.
La autora soy yo, Luxuria o Lux o Viento según qué lugar de internet. Si lo veis que la publica en algún sitio alguien diferente, avisadme porque seguramente me estarían plagiando.
Sinopsis: Tras la última batalla contra los demonios, los ángeles quedaron muy debilitados por lo que tienen que sufrir un duro entrenamiento para poder pertenecer al Coro Celestial. En esta era el nuevo encargado de adiestrar a los jóvenes principiantes es Gabriel, un ángel al que todos quieren nombrarle arcángel pero él lo rechaza siempre.
Los ángeles, bellas y poderosas criaturas pero que están condenados a no poder amar a nadie mientras que los demonios se esfuerzan por tentarles.
Esta historia se desarrolla en un mundo basado en la Tierra pero una Tierra diferente a la que conocemos, en la que parte está dominada por los demonios y sus defensores y en otras, el poder de la Inquisición,una organización muy avanzada tecnológicamente, se ha logrado imponer. Un mundo donde todos intentan hacerse con el 5º elemento o akasha, el material más valioso y escaso que existe.
Todo se complica a partir de que Amarael, una joven candidata a ángel, conoce a un demonio con el que se ve a escondidas.

Advertencia de contenido

+/-
Esta historia contiene escenas no aptas para todos los públicos: Violencia, lenguaje malsonante, sexo, drogas, incesto, violaciones, orgías. ¡Sea responsable! Algunos temas metafísicos pueden chocar con sus creencias e ideologías. Es una historia de fantasía, si no tiene la mente lo suficientemente abierta no la lea y no moleste a los que les gusta. El mundo en que se desarrolla está basado en la Tierra para que sea menos lioso, pero no es la Tierra, verlo como un universo alternativo.

¿Qué estilo prefieres?

Libros autopublicados

Polvo de estrellas cap. 8

Os dejo el capítulo que tantos problemas me ha dado. Es más largo pero para que no se haga muy pesado lo divido. He introducido un montón de datos así que espero que no os perdáis. Quería avisar de que empleo elementos de astronomía pero sus conceptos están mal. Lo sé, lo he hecho adrede, no quiero que venga un experto del tema y me corrija que ya lo sé. Corregidme sobre otras cosas, peo sobre eso no Lo que aquí describo como materia oscura en realidad es energía oscura. Estos conceptos ya los explicaré mejor en el blog. (el apartado d ereportajes lo he creado por algo)
Una aclaración más: los éteres es el producto comercial del akasha, vamos el akasha sería petroleo crudo y los éteres el refinado.
Digo cosas que alguien muy creyente quizás no tolere, esto es una historia ficticia, no estoy criticando la religión ni nada, solo a la de mi historia ficticia en un mundo ficticio por mucho que se parezca a la tierra.
Bueno, aquí va el capítulo:


La gran puerta de bronce se cerró tras su paso. Raphael ya había llegado y la reunión iba a comenzar. Normalmente esa puerta siempre estaba abierta pero cada vez que se juntaban para debatir sobre algún tema, se cerraba para dejar privacidad a sus participantes.
Se dirigió directamente hacia su habitual asiento de terciopelo verde sin prestar atención a las paredes de mármol y platino que rodeaban la instancia. Tampoco le prestó la atención a los tapices y estatuas de ángeles que decoraban la sala. Las famosas estatuas de Avarot tenían fama de ser la obra de arte mejor tallada que existía. La mayoría de los ángeles quedaban maravillados cuando las veían por su increíble realismo, de verdad parecían ángeles a punto de alzarse al vuelo. Pero él ya estaba demasiado acostumbrado a ellas. Antes de seguir con su camino, contempló la figura de su Dios, le hizo una reverencia y finalmente ocupó su sitio.
Las reuniones privadas siempre se realizaban en la sala del trono para que su señor Metatrón estuviese presente. Metatrón seguía ocupando el magnífico trono a pesar de que no parecía estar mucho más vivo que las esculturas. Parecían muy lejanos los días en que los seraphines utilizaban sus seis alas para protegerse de la luz que irradiaba el ángel más poderoso. Ahora los seraphines seguían rodeando a su señor pero ya necesitaban ocultar su rostro. Habían salido a recibirle a la entrada porque no se les permitía asistir a las reuniones. Raphael recordaba perfectamente cómo una de ellas se había sonrojado cuando la descubrió observándole. Tenía que reconocer que era una pena que siendo tan hermosa, tuviera que ocultar siempre su rostro.

-Ahora que ya ha llegado Raphael, podemos comenzar.- declaró Seraphiel.

El arcángel se preguntaba el porqué de esa reunión. Generalmente siempre tomaban entre ellos las decisiones y después, se hacía una convocatoria pública para que los habitantes pensaran que ellos podían intervenir, aunque en realidad la decisión estuviera ya más que tomada. Pero aquel día habían dejado muy poco tiempo de separación entre un evento y otro. Eso solo quería decir que Seraphiel ya había tomado su propia decisión y no le iban a hacer cambiar de opinión.

-Deberíamos haber invitado a Gabriel, por lo menos haría que esto fuese menos aburrido.- murmuró Jofiel, el arcángel del rayo dorado, el arcángel de la sabiduría.
-Él no es un arcángel.- respondió el árcangel del rayo verde automáticamente.
-Según tú Raphael, es mejor que seamos cuatro gatos.
-No empecéis otra vez con lo mismo.- les pidió Chamuel.
-Chamuel tiene razón, apenas disponemos de tiempo.- les recordó el príncipe de los seraphines.

Jofiel se levantó enérgicamente y golpeó la mesa de cristal.
-¡Tres! ¡Tres de siete!- exclamaba furioso mientras mostraba tres dedos.- Si los demonios no nos han atacado es porque ya ni representamos una amenaza para ellos.
Jofiel era un ángel muy antiguo. Su rostro parecía el de una persona muy anciana por las arrugas que cubrían su piel, pero aún así seguía siendo muy bello. La larga y fina barba plateada fluía de su rostro hasta fusionarse con su larga cabellera. Lo que le hacía hermoso eran sus ojos, dos profundos pozos de sabiduría. No parecía un viejo decrépito, y seguía demostrando que para nada estaba débil.

-La furia es un defecto y no es propia de alguien tan inteligente como tú. Cálmate, te prometo que llegará el día en que los siete arcángeles volváis a estar juntos de nuevo. Si nuestro señor Metatrón no ha asignado a ningún sustituto, es porque Uriel renacerá, era demasiado poderoso como para convertirse en polvo de estrellas. Y Mikael y Zadquiel siguen vivos en algún lugar así que no necesitan ningún sustituto.
>>En cuanto a Gabriel, le estamos vigilando para asegurarnos si es el arcángel del Rayo blanco, el príncipe de los ángeles. Si no lo es, ya se manifestará el verdadero. No volváis a discutir sobre este tema, señores. Vayamos con lo importante.

Tras un breve momento de silencio, Jofiel volvió a sentarse. Todos prestaron atención al seraphín. Cuando todos parecían dispuestos a escucharle prosiguió hablando.

-Los resultados del último análisis fueron desconcertantes. El universo está constituido de un 23% de materia oscura mientras que apenas un 5% es de materia bariónica.

La preocupación invadió sus rostros.
-Eso quiere decir que el porcentaje restante corresponde a la energía oscura ¿verdad?.- preguntó un afligido Chamuel temiéndose la respuesta.
Seraphiel dejó caer sobre la mesa unos folios con varios diagramas.
-Nosotros somos un 0,5% frente a ellos que son un 23%.- murmuró Jofiel mientras los examinaba.
-Nuestra extinción es inevitable.- Sentenció finalmente el seraphín.- Cada vez son más los infectados, haciendo que el nivel de materia oscura aumente.
-¿Por qué hay tanta energía oscura si los niveles de energía vital y fantasma se mantienen estables?.- Raphael no podía creerse que su situación era tan crítica. Siempre había sabido que no era muy favorable pero verlo indicado tan claro en esos gráficos...
-Los demonios se han encargado muy bien de eso.
-Algo no me cuadra.- exclamó Jofiel.- En apenas unos milenios los humanos no pueden haber producido tanta energía negativa...
-Jofiel tiene razón.- añadió Chamuel.-Los humanos no sólo irradian energía oscura, también sienten amor.
-¿Y la Inquisición a qué se dedica?
-La Inquisición sólo genera miedo. Y el miedo también es energía oscura. En los últimos autos de fe fueron ejecutadas personas muy queridas por el pueblo sin apenas mostrar pruebas.
>> No sé de qué os sorprendéis, es bien sencillo. Los demonios están constituidos de materia oscura, nosotros de akasha o quintaesencia. La materia bariónica está compuesta por los cuatro elementos restantes: fuego,agua, tierra y aire. Los humanos generan energía oscura y esa energía se transforma en materia oscura, por lo que los demonios aumentan, mientras que el resto disminuimos.
-Si Metatrón no hubiese hecho estallar todo… ¡muchos ángeles murieron ese día!- les recordó Jofiel.
-Eso forma parte del pasado. Lo que nos concierne ahora es el futuro.
-¡La culpa es de los demonios! ¡Son ellos los que se han descontrolado!
-No cabe duda de que los humanos han contribuido.- proclamó Seraphiel. Chamuel se temió lo peor.
-¡Insisto en que es por culpa de los demonios! Si ellos no les tentasen…
-Pero los demonios se han interesado más por ellos, por algo será. Además son los únicos que en vez de ayudarse unos a los otros se pelean y destruyen entre ellos.
-Pues como nosotros.- murmuró sarcásticamente Jofiel.
-No les podemos aniquilar porque la energía vital disminuiría frente a la fantasma, pero debemos reconocer que son un caso perdido. No podemos seguir pendiente de ellos. Que los demonios hagan con ellos lo que quieran.
-¿Pretendes que perdamos a los únicos seres de todo el universo que nos adoran sin que hagamos nada por ellos? –Jofiel ya había tenido suficiente-. Señores, yo dimito.
-Amado Jofiel, me temo que nuestra divinidad Metatrón no está dispuesto a concederle semejante propuesta en una situación tan delicada como en la que nos encontramos.
-¿Y qué pretendes? ¿Anunciar ante todos los medios que nos extinguimos y que los humanos son un fracaso de nuestro dios?
-No. Pretendo decirles que vamos a construir un muro para protegernos de los demonios-. Sonrió al ver la cara de sorpresa que emitieron.- Un muro aún mayor que La Muralla del Averno.
-¿Y para qué coño queremos un muro?
-Para concentrar akasha. ¿Sabéis por qué es tan importante que el porcentaje de materia oscura sea equivalente al de materia bariónica?
>>La materia oscura produce una presión negativa, mientras la materia corriente ejerce una presión positiva. Si hubiera más akasha, los cuerpos celestes se atraerían por acción de la gravedad hasta colisionar en un Big Crunch. Sin embargo, el universo está acelerando su expansión, es decir, sus componentes se están separando unos de otros. Si no hacemos algo pronto, las galaxias dejarán de existir, los cuerpos celestes estarán tan separados unos de otros que los sistemas planetarios dejarán de ser sistemas. Al final cada átomo y molécula se separarán rompiendo todas las estructuras; todos los vínculos y lazos serán cortados. Los planetas dejarán de rotar. El día y la noche se extinguirán. El universo se disgregará y la muerte dejará de existir porque tampoco existirá la vida. Eso es el Big Rip. ¡Construyamos un muro de akhasa! Un muro que separe Stellae Cognitae de Stellae Diáboli.

-Tenemos que detenerlo como sea.- susurró Chamuel apenas sin aliento.
-Lo único que contrarresta a la materia oscura es el akasha o quintaesencia. Si construimos un muro tres veces mayor al de ellos bastará para frenar la expansión. Después ya nos concentraremos en hacer disminuir el número de materia oscura, pero cuando ya estemos protegidos.
-¿Sabes lo que significa “tres veces mayor”? La Muralla del Averno que separa Stellae Diáboli del resto, es la superestructura más grande que existe. Sus dimensiones sobrepasan los quinientos millones de años luz de largo, trescientos millones de años luz de ancho y quince millones de años luz de espesor.- Raphael estaba pensando lo mismo que sus compañeros: su Dios y Seraphiel se habían vuelto locos.
-¿De dónde piensas conseguir tanto akasha?- La pregunta que le hacía Jofiel era amenazadora.
-Se acerca el examen.
-¿Y?
-¿Por qué creéis que he elegido a alguien como Gabriel de profesor?
Todos se quedaron en el más absoluto silencio. Finalmente, Raphael se decidió a hablar.
-Eso apenas cubre un uno por ciento del muro.
-Todo el akasha que podamos recibir es bienvenido. Todos los éteres que se comercian se emplearán para el muro.
>>Por el momento todo seguirá igual. No le diremos nada a la Inquisición, que sigan matando diablos. Pero se acabó el suministrarles akasha, ni siquiera para armamento. Se enfadarán cuando descubran nuestras verdaderas intenciones, pero ¿y qué importa eso? Muchos de ellos nos seguirán adorando igualmente porque necesitan hacerlo. Que los demonios se diviertan con ellos. Ya les hemos dado muchas oportunidades y nos siguen fallando.

-No todos son iguales.- matizó Chamuel.
-¡Claro que no! Que sigan adorándonos pues. Ya obtendrán su recompensa tras la muerte.
-¿Y el resto del akasha? Aunque empleemos todo el que tenemos, las minas están prácticamente agotadas.
Seraphiel tardó unos instantes en contestar.
-Nuestro Dios me ha dicho que ella está viva.- Clavó la mirada fijamente en Raphael.
-¿Ella?
No entendían a lo que se refería, Pero Raphael comprendió el significado de ese brillo en sus ojos.
-¡Ella fue asesinada por los demonios! Su cuerpo quedó destrozado…
-No es ningún misterio que fuiste el único que se alegró de su muerte.- murmuró Jofiel que también lo había comprendido todo. Ella era la única capaz de generar akasha de la nada.
-Entonces Gabriel mintió.- se apresuró a añadir Raphael.
-Gabriel no mintió, no sabe mentir. Es lo que me ha dicho nuestra divinidad Metatrón , que ella se encuentra en algún lugar de La Tierra. No creo que tenga poder suficiente como para generar toda la muralla, pero sí una buena parte. El resto… Raphael, te necesitamos más que nunca. ¿Cómo va la investigación de akhasa artificial?
-No va mal del todo…Estamos probando su empleo en la fabricación de armas pero todavía está en fase de pruebas.
-Bien, necesitamos todo el akasha posible. Voy a anunciar el proyecto al público. Ya he elegido al arquitecto.
Se dispuso a abandonar la estancia pero algo le impidió moverse. Dirigió la mirada al suelo y se sorprendió al comprobar que sus pies se habían hundido en lo que parecía un material extraño y viscoso.
-¿Pero qué…?
-No tan rápido, primer ministro.- Una voz de mujer invadió sus mentes. Pero no se trataba de una voz cualquiera, sino diferente a todas las demás que conocían. Había algo en aquella voz que la hacía inquietante pero no sabían de qué se trataba. En la entrada se encontraba un extraño ser de seis brazos y de piel escamosa con un brillo azul-grisáceo.
-Perdonad por entrar aquí de esta manera, pero sentía curiosidad por saber vuestros planes. Ahora… lo que siento es decepción.

La misteriosa mujer se acercó hacia ellos. Con cada paso que daba parecía que se deslizaba por el suelo de mármol. Vista de cerca, entre sus extremidades superiores se podía percibir una especie de telaraña muy fina, casi invisible, que unía todos los brazos como si formasen unas alas. Aún así, su rostro era bastante hermoso, a Raphael se le antojó bastante seductora. No tenía párpados por lo que sus almendrados zafiros siempre estaban brillando en su rostro. Su cabello parecía fluir como si estuviese en continuo movimiento. Hizo un extraño gesto con una mano de seis dedos más finos y largos de lo normal.
Los demás lo interpretaron como un saludo porque le hicieron una reverencia. Se volvió hacia Seraphiel. Éste parecía ya más tranquilo, aunque no comprendía que hacía un ser como ella en aquel lugar.
-Esta atmósfera no es adecuada para alguien como vos.
-Lo sé, pero era necesario el viaje. Mis compañeros cayeron tras tener que cruzar Stellae Diáboli. De verdad tuvimos serios problemas. Una terrible pérdida, pero la gravedad del asunto lo requería. Y la reunión que acaba de tener lugar lo corrobora.

Era una valquiria, un ángel de otro universo.

CONTINUARÁ


Ya sabéis que siempre acepto todo tipo de críticas. Además con ste capítulo seguro que os habéis perdido, prometo aclarar mejor todo lo dela materia y las energías.


Kaho dijo...

Hola!

Bueno que te digo, dejaste mi mente revoloteando por un monton de posibilidades...

Puede ser cierto que no concuerde con datos astronomicos (no soy quien para decirlo xq poco conozco de ello) pero has creado una "teoria" bastante interesante, aplicandose al universo al que se aplique... en este caso el de tu misma historia. La verdad, me gusto mucho :)

Un abrazo enorme!

Luxuria dijo...

gracias!!temía que no se entendiese bien. La teorñia está sacada de la realidad solo que la que produce la expansión es la energía oscura, no la materia. La materia oscura y el akhasa en realidad son la misma cosa...pero bueno, para la historia queda mejor como lo dije con eso de que al ser "oscuro" es más propio de demonios.

De verdad, me hace muchísima ilusión que comentes en todos los capitulos!! me entran más ganas de seguir escribiendo
Bueno, muchas gracias por todo el apoyo^^

un abraza mas grande aun para ti :D

yasary dijo...

Hola.
Bueno, pues me paso a comentar un poquito este capítulo, que sin duda ha sido de lo más didáctico.
Lo del muro me ha dejado un poco pillada... Si no hay casi Akasha comparado con la energía obscura... ¿Cómo leches se las van a ingeniar para hacer un muro hecho del mismo material, 3 veces más grande que el otro...?
Si consiguieran toda esa cantidad, ¿para qué necesitárían hacer el muro? cuando ya tienen el triple que ellos, en vez de hacer el muro podrían contrarestar, ¿no?
Entre otras, esas han sido algunas de las preguntas que me han rondado... Así que, pues eso, que me ha dejado un poco pillada.

Sí, parece ser que tienes razón, los vampiros cada vez están más de moda. Me alegra que vuelvan las modas de siglos pasados... Me gustan, lo cual es un poco raro, pero qué se le va s hacer...

Por cierto, estoy intentando que algún amigo se pase a leer la historia, aunque de momento no ha dado mucho éxito...

Bueno, y ahora me pasaré por el 9º. Que ya va siendo hora de que lo comente.
¡Un beso!

Luxuria dijo...

jeje gracias por ir haciendo publicidad por allí :D
Este capítulo me dio mucho problemas porque todo tenía que quedar con sentido y mucho no tiene.Que cómo se las van a apañar para conseguir akasha??ya lo veréis, no puedo decir nada más.El capítulo da aún más información de lo que parece. Y bueno...los arcángeles no se fían mucho de Serafiel porque sus planes no tienen mucho sentido...(que por cierto es con "f" no "ph" que se me fue la olla,ya lo arreglaré.
No me tireis de la lengua que ya he dicho demasiado ;)

Espera un momento a que se carguen los comentarios